Adaptando tu casa al home office - Ingeurbe

Adaptando tu casa al home office

10 septiembre, 2020

Aunque todo parece volver a la normalidad, el home office se ha consolidado como una tendencia que llegó para quedarse. 

Estamos seguros de que en los últimos meses alguno de los lugares de la casa se convirtió en tu oficina. Por eso te damos los pasos para que ese espacio se convierta en tu espacio ideal, protegiendo tu salud y productividad.

  1. Elige bien el espacio que será tu oficina

Si bien tomar tu laptop, recostarte en la cama y ponerte a trabajar suena como una gran idea, podemos asegurarte que a las 5 primeras horas, de las 8 que dura una jornada laboral, ya te dolerá más que la espalda. Por eso lo primero es tomar acción intencional y sacar el tiempo para elegir esa alcoba o estudio que será tu oficina. 

Es importante que cuides, principalmente, que a este espacio le entre suficiente luz natural, porque si va a ser donde estarás 8 horas diarias, tiene que inspirar tranquilidad y bienestar, y nada mejor que la luz natural para esto.  Nada de irte al depósito de la casa.

      2. Libera el espacio (saca lo que no necesitas)

Como era un espacio de la casa que no era oficina, es importante que sacar y reubicar todo aquello que no sea indispensable. este espacio, además de traer armonía, debe ser funcional, para que no te vayas a tropezar con un mueble de camino a servirte un café.  

      3. Planea

Si decorar la sala de tu apartamento es importante, imagina lo que es organizar un espacio que potencie tu productividad, es decir, para que sea la oficina. En el paso anterior lo ideal es dejar el espacio vacío, no solo para planear adecuadamente sino para elegir a conciencia que te sirve y que no de los objetos que antes estaban ahí. 

Desde las ventanas que son fuentes de luz, elige estratégicamente donde va el escritorio, y los muebles de almacenamiento, ya sea de documentos, objetos, o herramientas que uses en tu quehacer diario. 

Si es necesario cambiar el color de las paredes para propiciar ese ambiente neutro que te ayude a concentrarte, hazlo. Recuerda que este será un espacio importante. 

     4. Organiza

Una vez planificado y pintado, este nuevo ambiente puede dar vida al paso anterior ubicando los muebles en sus respectivos lugares. Trata de usar muebles que ya estén en casa, pero si necesitas comprar, nuevamente te recomendamos hacerlo. 

En lo único que te recomendamos especial atención es en la silla y el escritorio, estos muebles deben ser ergonómicos y respetar los movimientos naturales del cuerpo. 

     5. Da el toque final

Finalmente llega lo que quizá es la parte divertida, porque es casi como estrenar apartamento. Recuerda que no se trata sólo de funcionalidad sino de un ambiente que propicie ese estado ideal para trabajar, así que apuesta por una decoración que te guste y te mantenga de buen ánimo. Elige tu taza de café, algún puzzle para hacer pausas activas, y los elementos que más usas. 

Esperamos que te haya resultado útil esta información, y no olvides consultar nuestros proyectos. Tenemos un apartamento que se ajusta perfectamente a tus necesidades. 

 

Powered by: Inlat