Perspectivas de crecimiento en el sector de la vivienda en Colombia

23 abril, 2018

El mercado de vivienda en Colombia es uno de los principales motores de la economía en el país. Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research Colombia, asegura que para el segundo semestre de 2018 se espera un amplio crecimiento del sector debido a la reducción progresiva de los inventarios actuales y a la recuperación de la demanda de vivienda (de precios bajos y medios, principalmente). Además, persiste un potencial enorme de crecimiento en el país por el déficit habitacional y por el aumento en los ingresos de los hogares en los últimos años.

En el marco del 9° Foro de Vivienda, organizado por la Asociación Bancaria de Colombia, Juana Téllez presentó un análisis sobre la situación del sector vivienda, junto a Roberto Junguito, ex ministro de Hacienda y ex codirector del Banco de la República. La charla se presentó durante el panel “Actualidad y perspectivas macroeconómicas y sectoriales”, en el que se mencionaron algunos factores que los colombianos tienen en cuenta para comprar vivienda.

El primer factor es el empleo, el cual se está dando en su mayoría en las ciudades pequeñas del país y en el campo, lo que se traduce en una oportunidad para aumentar la oferta el sector constructor. El segundo factor es el de la confianza, y la disposición a comprar vivienda está en positivo y con tendencia a seguir aumentando. “El interés de compra de vivienda viene en aumento desde noviembre de 2017”, comentó la economista de BBVA Research.

En cuanto a las ventas anuales de vivienda, Juana Téllez afirmó que, según la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol), en 2017 se vendieron en total 175.546 viviendas, de las cuales 61.919 son viviendas de interés social (VIS), mientras 113.627 son No VIS (con un valor mayor a 100 millones de pesos). Al comparar el comportamiento de las ventas en los últimos años, se confirma que la venta de vivienda ha disminuido.

Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia, durante el Foro de Vivienda organizado por la Asociación Bancaria.

casa vivienda hipoteca recurso

Por otro lado, Téllez afirmó que “la oferta de vivienda en Colombia se está ajustando pero de manera progresiva, lo que evidencia un gran acumulado de viviendas construidas sin vender”. A cierre de 2017 se presentó una oferta total de 143.882 viviendas, de las cuales 111.797 corresponden a No VIS y 32.085 a VIS. “Aunque la oferta de vivienda se ajusta, lo hace de una manera muy lenta a comparación del ajuste general de la demanda, lo que significa una preocupación en el sector” afirmó.

Actualmente, hay una oferta disponible de vivienda terminada que se encuentra en aumento “si bien en enero de 2013 se presentaba un 3% de vivienda terminada con respecto a la oferta total (preventas, en construcción y terminada), en enero de 2018 cerró con 7%” comentó la economista.

Sobre las proyecciones del sector en el 2018, desde BBVA Research se prevé una nueva caída, si bien habrá dos dinámicas diferentes durante 2018, con una caída en la primera mitad del año y crecimientos en el segundo semestre. En la primera parte de 2018 han mejorado un poco las ventas y esto impulsará la reactivación del proceso de inversión en algunos subsectores de las edificaciones, particularmente en el de la vivienda. No obstante, aún no se ve una fuerte recuperación de locales comerciales y bodegas porque durante el año todavía se mantendrán altos los inventarios de construcciones de este tipo. “Hay una perspectiva de mejora en el sector, por eso, proyectamos una recuperación, sobre todo en la segunda parte del 2018, que a su vez va a acompañar la mejora de la economía colombiana”, concluyó Juana Téllez.

Según el análisis presentado de Juana Téllez, “Colombia todavía tiene un déficit cualitativo y cuantitativo de vivienda, esto quiere decir que un alto porcentaje de colombianos no residen en una vivienda ideal”. El 40% de los hogares tiene vivienda propia pagada, y otro 5% la están pagando, mientras que el 44% viven en arriendo. En términos cualitativos, el 14% de los hogares colombianos no tienen la vivienda ideal por las condiciones actuales de donde residen. Sin embargo, hay grandes diferencias regionales. En Bogotá los hogares que presentan ese descontento son sólo el 4%, mientras que en la Costa y Córdoba los porcentajes llegan hasta el 50%.

Contexto de la economía colombiana

La inversión y el consumo privado han contribuido al crecimiento de la economía en diversos sectores, muestra de ello es la recuperación gradual del PIB, que ha mejorado desde la caída en 2014 y que el año pasado cerró en 1,8%. “Esperamos que en 2018 el PIB quede en 2,0% y que en el 2019 cierre en 3,0% debido a la recuperación de la economía” comentó Juana Téllez.

Frente al movimiento de diferentes variables que aportan al crecimiento de la economía la economista se refirió a la estabilidad que está teniendo la tasa de cambio, lo que permite que los colombianos puedan invertir con mayor seguridad y así mismo aumentar el consumo. Además, la recuperación del mundo y en particular de los socios comerciales, facilita el aumento de las exportaciones del país, sobre lo cual comentó que 2017 fue uno de los mejores años en la materia, pues las ventas tradicionales al exterior crecieron 28,3%, impulsadas por petróleo y carbón, y las no tradicionales crecieron 6,6% por la agroindustria.

Roberto Junguito, ex ministro de Hacienda y ex codirector del Banco de la República, durante su participacción en el foro.

ASOBANCARIA

Roberto Junguito, ex ministro de Hacienda y ex codirector del Banco de la República, se refirió sobre la importancia de tener una macroeconomía saludable en Colombia.

Junguito afirmó estar de acuerdo con Juana Téllez, sobre la dificultad de la economía para que crezca sobre el 3.5%. Así mismo, agregó que es necesario introducir reformas en la economía para promover su cambio estructural. “El crecimiento del sector agropecuario no es sostenible porque su expansión en 2017 se debió a efectos base por el efecto negativo que había tenido el fenómeno de El Niño en 2016. Además, para lograr mantener el crecimiento del sector agropecuario, es necesario mantener una política de tierras con el acuerdo de paz que sea amigable con el desarrollo.” comentó.

El ex ministro comentó que la caída de la construcción que está viviendo Colombia en este momento es la cuarta más dura en los últimos 30 años y agregó que este sector se caracteriza por tener un comportamiento más pronunciado frente a la dinámica de la economía; es decir, cuando el PIB cae, el sector cae más fuerte y así mismo pasa en los periodos de buen desempeño.

Para el ex ministro de hacienda “el sector de la construcción es uno de los más inestables de la economía colombiana” por ello, a modo de conclusión, sugirió a los constructores “seguir trabajando por una buena política macroeconómica, más que pedir unas políticas sectoriales y ayudas de todo tipo para reactivar la construcción. El reto está en cómo conseguir tasas de crecimiento más altas y sostenibles en el mediano plazo” aseguró.

PBX (031) 325 71 71